sábado, 29 de enero de 2011

Textos diversos de V.M. 2011 (enero)

Sí, ahora sólo manda el dinero casi en todas partes,en nuestro mundo. Es el rey casi absoluto de todo. Y no parece que nada le haga dejar su brillante corona de riqueza total... y “de mierda purulenta”,como diría alguien, perdida la paciencia ante tanto “esplendor” capitalista.

La cosa es tan lamentable, que recientemente ha habido algunos(pocos)grandes capitalistas norteamericanos que han sentido vergüenza (lo cual les honra)del espectáculo que ofrece un riquísimo plantel de opulentos, comparado con una super-mayoría mundial de pobres de solemnidad.

(Personalidades valiosas: Susan George,Stéphane Hessel, Barack Obama, Clinton y muchos más, por fortuna, saben perfectamente lo que se siente al ver esto. A esta lista de personalidades muy importantes para la humanidad de hoy, añadiré a un hombre de nacionalidad francesa llamado Stéphane Hessel, de 93 años, que ha publicado un breve librillo que se titula “Indignez vous!” (¡Indígnese!), tirado a más de 800.000 ejemplares (9 ediciones, diciembre 2010)donde dice cosas como estas, de nuestro mundo:

”La inmensa separación que existe entre los muy pobres y los muy ricos no cesa de crecer”.
(...)Los muy pobres en el mundo de hoy ganan a penas dos dólares por día. No se puede dejar que esta separación se siga agrandando. Esta constatación tan solo, ya suscita un compromiso”.(...)”Los responsables políticos,económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no deben dimitir,ni dejarse impresionar por la actual dictadura internacional de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”.(...)”...el nazismo ha sido vencido gracias al sacrificio de nuestros hermanos y hermanas de la Resistencia y de las Naciones unidas contra la barbarie fascista. Pero esta amenaza no ha desaparecido totalmente y nuestra cólera contra la
injusticia siempre está intacta.” (...)”...llamamos a “una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no proponen como horizonte para nuestra juventud más que el consumo de masa, el desprecio de los mas débiles y de la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos.”).

(Es gracias a mi querida amiga Annie Goetzinger, gran artista gráfica de París, como he sabido del extraordinario Stéphane Hessel).

Y aun hay gente de dinero, admiradora de los Wall-Steets matizados de Teas Party cualquieras,que sería capaz de arrancarles sus últimas tres o cuatro monedas, a pobres de solemnidad total.

Víctor Mora
(Continuará)

1 comentario:

Jeremias Soler dijo...

Palabras muy acertadas, querido Víctor, que comparto plenamente. El dinero es la tiranía de los tiempos que corren: levanta gobiernos, los hace caer, escribe la historia, decide quien procrea y quien no, quien se educa con dignidad y quien no; incluso a nivel internacional, decide quien es malo y quien es bueno. El dinero es hoy en día una palabra que lo justifica todo, y que pasa por encima de lo más esencial. Pero algún día, esta tiranía, como todas, caerá.
Me encantó saludarte en l'Escala el otro día en la entrega de premios del certamen que lleva tu nombre.
De vez en cuando leo con gusto tu blog.
Un abrazo!